Switzerland, part nine: the cities

December 22, 2012

I finished organizing everything sunbathing at Plaça de Catalunya. Moving around the country of Switzerland was easier than I imagined, the rail network is dense and every half hour, at most, a train between cities circulates. First it was Zürich, then Chur, Visp, Interlaken, Lucerne, Berne and Geneva. I spent the hours in the train reading books from Auster and admiring the landscape through the half-open and clean windows. Each arrival to a new town was a show full of smells and new sounds. I spent one day in each place so I really tried to make full use of each day and don't miss any of them. Today I remember the cities almost like people, each one with its nature, its way of walking or being, restless or serene, refined or modest.

Terminé de organizarlo todo tomando el sol en Plaza Cataluña. Moverse por Suiza fue más sencillo de lo que imaginaba, la red ferroviaria es densa y cada media hora, a lo sumo, circula un tren entre ciudad y ciudad. Primero fue Zúrich, luego Coira, Visp, Interlaken, Lucerna, Berna y Ginebra. Pasaba las horas de tren leyendo a Auster y admirando los paisajes a través de las ventanas limpias y a veces entreabiertas de los vagones. Cada llegada a una nueva localidad era un espectáculo cargado de olores y sonidos nuevos, apenas pasaba un día en cada lugar y eso me llevaba a esmerarme cada jornada en que ninguno de ellos se me escapase. A día de hoy, recuerdo las ciudades casi como a personas, cada cuál con su forma de ser, de andar y desenvolverse, inquieta o serena, refinada o modesta.

2 comments:

  1. Me ha encantado este post :-) nada más llegar a Berlin, uno de mis compañeros de trabajo dijo: "Hmmm... smell like abroad!", y no pude estar más de acuerdo!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Querida Marta... Si Berlín fuese de verdad una persona, claramente me enamoraría de ella. ¡Me alegra mucho que te haya gustado el post!

      Delete